Sobre Leviatán (detener el tren de la Historia)

1.-

No hay poder sobre la Tierra que se le pueda comparar

(Non est potestas super Terram quae comparetur ei)*

Thomas Hobbes, Leviatan

* Portada de Leviatán con el versículo del Libro de Job referido al monstruo bíblico

El que se confía es un iluso, pues con sólo verlo queda derribado; es feroz si se le provoca, ¿quién le resistirá?, ¿quién le hizo frente y quedó ileso? Nadie bajo el cielo […] Su estornudo lanza destellos, sus ojos parpadean como la aurora; de sus fauces salen antorchas y se escapan chispas de fuego […] Cuando se yergue, tiemblan los héroes y las olas se retiran […] En la tierra nadie se le iguala, que fue creado intrépido. Se encara con todo lo elevado y es el rey de todas las fieras.

Libro de Job, 40 y 41

2.-

La cultura es una resistencia a la distracción.

Pier Paolo Pasolini

La libertad sólo puede consistir en que el hombre socializado, los productores asociados, regulen racionalmente ese metabolismo suyo con la naturaleza poniéndola bajo su control colectivo, en vez de ser dominados por él como por un poder ciego; que lo lleven a cabo con el mínimo empleo de fuerza y bajo las condiciones más dignas y adecuadas a su naturaleza humana.

Karl Marx, El capital

 

El momento actual es el del comienzo de un levantamiento popular mundial contra este retroceso [de los derechos, de la democracia]. Este, aún ciego, ingenuo, disperso y sin un concepto sólido ni una organización duradera, recuerda a los primeros levantamientos obreros del siglo XIX. Entiendo, por tanto, que nos encontramos en «tiempos de revueltas», que indican, y por las que se está produciendo, un despertar de la Historia contra la repetición de, simple y llanamente, lo peor.

Alain Badiou, El capitalismo hoy

En este ensayo he argumentado que las formas contemporáneas de sumisión de la vida al poder de la muerte (política de la muerte) reconfiguran profundamente las relaciones entre resistencia, sacrificio y terror. He intentado demostrar que la noción de biopoder es insuficiente para reflejar las formas contemporáneas de sumision de la vida al poder de la muerte. Además, he utilizado las nociones de política de la muerte y de poder de la muerte, para reflejar los diversos medios por los cuales, en nuestro mundo contemporáneo, las armas se despliegan con el objetivo de una destrucción máxima de personas y de la creación de mundos de muerte, formas únicas y nuevas de existencia social en las que numerosas poblaciones se ven sometidas a condiciones de existencia que les confieren el estatus de muertos-vivientes. El ensayo subraya también algunas de las topografías reprimidas de la crueldad (plantación y colonia, en particular) y sugiere que el poder de la muerte nubla las fronteras entre resistencia y suicidio, sacrificio y redención, mártir y libertad.

Achille Mbembe, Necropolítica

Quizá la solución se encuentra en el apocaliptismo escatológico que no implique la fantasía del simbólico “Juicio Final”, donde todas las cuentas pasadas quedarán cuadradas; utilizando otra de las metáforas de Benjamin, la tarea es “simplemente” detener el tren de la historia, que, abandonado a su propio recorrido, conduce a un precipicio. (Así, el comunismo no es la luz al final del túnel, el resultado de una larga y ardorosa lucha; en todo caso, la luz al final del túnel es, por el contrario, la de otro tren que se nos aproxima a toda velocidad). Eso es lo que sería hoy en día un apropiado acto político: no tanto desencadenar un nuevo movimiento, como interrumpir el actual movimiento predominante. Un acto de “violencia divina” significaría tirar del freno de mano del tren del “Progreso Histórico”.

Slavoj Zizek, Primero como tragedia, después como farsa

En 2005, la siderurgia europea se embolsó casi 480 millones de euros de beneficios excepcionales (1% del volumen de negocios del sector) vendiendo sus toneladas de CO2 excedentarias. Un caso que no es en absoluto aislado: incluso las compañías petroleras disfrutaron de la ganga a través de derechos concedidos a las refinerías. Y mejor aún: las empresas eléctricas, como tienen clientela cautiva y el mercado está liberalizado, pudieron repercutir sobre sus tarifas el precio de mercado de las cuotas de carbono… ¡que habían recibido gratuitamente! Por el contrario, establecimientos de menor tamaño, como algunos hospitales y universidades que habían recibido muy pocos derechos (de emisión), se vieron obligados a comprarlos.

Daniel Tanuro, El imposible capitalismo verde

3.-

Leviatán no sólo es el título de la obra más famosa de Thomas Hobbes; es, sobre todo, una figura metafórica que trata de captar alegóricamente la naturaleza del Estado. Hobbes quiso dar cuenta de los fundamentos, características y formas existenciales del Estado moderno que veía nacer en los albores del capitalismo global. No deja de ser una representación, es decir, una entidad que aparece “en lugar de”.

Hoy tenemos datos suficientes como para saber que el tren sin frenos del Capital nos conduce a un colapso planetario de proporciones imprevisibles. Hoy sabemos que, tras dos siglos de productivismo capitalista, el equlibrio climático se encuentra al borde del infarto. Hoy somos concientes de que el modelo actual parece haber topado con sus límites. Entonces ¿cómo seguir creyendo en esa ficción que la economía convencional llama “creación de valor” creciente?

De un día para otro la cuarta parte de la riqueza mundial se ha volatizado con la crisis financiera y bursátil de 2008. Pero esa anecdótica volatización no ha impedido que de nuevo el Capitalismo se reformule como tal. Para ello, nuestros representantes políticos han ordenado que la factura del desajuste financiero la pague la base de la pirámide capitalista: los de abajo.

Hasta hace poco, esa mayoría silenciosa acostumbrada a ver como el desierto llamaba a sus puertas, mientras se le recortan sus logros sociales en nombre del sacrosanto Mercado, ha estado inmóvil. Pero de un tiempo a esta parte, los de abajo, han empezado a movilizarse en calles y plazas. Este nuevo panorama ha supuesto para muchos un renacer de su conciencia crítica, abriendo los ojos y cuestionando las bases sobre la que se asienta ese nuevo dios: el dinero.

Podrío

¿cómo te vamos a querer?

ni a tu dinero podrío

si tú siempre quieres tener

a mi pueblo oprimío

con tu maldito poder. (1)

Ahora, saben los de abajo que nuestra manoseada democracia está en manos de ese nuevo dios, saben que el sistema democrático está tutelado. Como impasibles estátuas de piedra, han asistido a un espectáculo doble: de un lado el derrumbe del sistema financiero; y del otro lado, su renacer con enormes cantidades de dinero público.

Pero esa mayoría silenciosa, que parecía avocada a tener sólo el papel de legitimación numérica (mediante regulares convocatorias electorales), y a la que rara vez, a través de referendums vinculantes, se le consulta en temas esenciales para su vida (la Constitución Europea es el ejemplo perfecto), ahora está despertando y sabe que tomar las calles y plazas es el útimo resquicio democrático que hoy puede hacer descarrilar ese tren.

¿Cómo interrumpir el actual movimiento predominante de ese tren? Sí, como apunta Alain Badiou, “nos encontramos en `tiempos de revueltas´, que indican, y por las que se está produciendo, un despertar de la Historia contra la repetición de, simple y llanamente, lo peor”, entonces quizá sea hora de que esa masa sumisa se haga preguntas en el escenario de calles y plazas.

4.-

El 26 de agosto de 2011 los Grupos Parlamentarios Socialista y Popular en el Congreso presentaron conjuntamente una Proposición de Reforma del artículo 135 de la Consitución Española. A decir de los firmantes de la iniciativa en su exposición de motivos, en el contexto de una profunda y prolongada crisis económica se hacen cada vez más evidentes las repercusiones de la globalización económica y financiera.

El día 27 de septiembre de 2011 en el Boletín Oficial del Estado (2) se publicó el texto definitivo de la Reforma del artículo 135. El Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, modificó la Constitución del Reino de España para satisfacer las exigencias de la Unión Europea. Casi por esas mismas fechas Grecia se convertía en un laboratorio para Europa. Se provaban en cobayas humanas métodos que inmediatamente después serán aplicados a Portugal, España, Irlanda, Italia, y así sucesivamente. La legión de `expertos´ responsables de este experimento, la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), tienen el capitalismo por religión (Walter Benjamin): una religión cuyas divinidades -los mercados financieros que toman decisiones imprevisibles, arbitrarias e irracionales- exigen sacrificios (humanos). (3)

De facto, hemos asistido a nuevas modalidades de Golpes de Estado mercantiles (en Grecia e Italia), que desembocan en la destitución de sus Presidentes (elegidos democráticamente). En su lugar, se nombran a otros que satisfacen las exigencias neoliberales de esa Troika. Entre impasibles y atónitos, asistimos al derrumbamiento de ese “en lugar de”.

Para los españoles, tan importante día ha pasado sin pena ni gloria. Si hiciésemos una pequeña encuesta a nuestro alrededor difícilmente encontraríamos a alguien que nos supiera decir lo que ocurrió aquel 27 de agosto de 2011. Todo apunta a que hay algo por encima del imaginado Leviatán de Hobbes, algo que hace ya aproximadamente doscientos años, Adam Smith llamó la mano invisible (The Invisible Hand of the Market), un poder desbocado que hoy pulveriza los democráticos estados europeos.

El 8 de julio de 2012, mientras la prima de riesgo rondaba los 562 puntos y a la vez que el Gobierno Popular se negaba a explicar en el Congreso de los Diputados las medidas impuestas desde la Unión Europea (gracias al reformado artículo), el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viajó a la Catedral de Santiago de Compostela para entregar el Códice Calixtino, un texto medieval robado hacía un año, y que, aunque desde hace meses la policía sabía su paradero, apareció en el momento apropiado. Piadoso gesto que define nuestro presente económico.

Hoy es jueves, 12 de marzo de 2012, y a la vista de los últimos acontecimentos económicos, por fin el Presidente del Gobierno ha comparecido en el Congreso de los Diputados en un Pleno extraordinario para informar de los nuevos ajustes económicos que va a empezar a aplicar en España (sería más acertado decir impuestas); ante este nuevo panorama, tal vez debemos hacernos una última pregunta:

¿Están, de alguna manera, esas medidas tomadas que hoy se presentan fuera del Congreso de los Diputados, relacionadas con ese mercado de muerte que Achille Mbembe llama Necropolítica? (4)

5.-

A modo de breve metodología

El Laboratorio Sobre Leviatán (detener el tren de la Historia), surge de la puesta en marcha de un grupo de investigación con otro foco de actuación, el taller Sacando los pies del tiesto. Abordar la crisis desde prácticas alternativas, y está promovido por el programa arteypensamiento de la Universidad Internacional de Andalucía en el marco del proyecto Sobre capital y territorio III; ensayará una serie de prácticas artísticas que visibilicen el clima social surgido a raíz de lo que primero se negó como crisis, y que después se externalizó con la reforma constitucional.

Para ello, María Cañas, Niño de Elche (Francisco Contreras), Manuel Prados Sánchez, Inmaculada Salinas y yo mismo, coordinador del laboratorio, rastrearemos diferentes aspectos de la vida cotidiana de la ciudad de Sevilla, con el objetivo de crear una narración colectiva a partir de variados relatos multidimensionales. De modo que se aunen los temas abordados (tanto en el texto programático de Capital y territorio III -de Mar Villaespesa y Joaquín Vázquez_BNV-, como en el texto Sacando los pies del tiesto -propuesto por el Grupo de investigación_Red de Moneda Social Puma y Gisap-). Es decir, crear una narración que teja e integre los cabos sueltos de esas pequeñas historias cotidianas, con objeto de crear un relato de la ideología subyacente de lo económico. Porque la ideología, como arguye Terry Eagleton, no es “un cuerpo doctrinal, un conjunto que mantiene el sistema en marcha […], [sino que es] la rutinaria lógica material de la vida cotidiana”.

Pondremos en marcha prácticas que, desde el arte, partan primero de cuestionar críticamente las herramientas del campo de trabajo en el que se inscriben, y que se irán desplegando desde julio hasta diciembre, fecha en que se expondrá el trabajo desplegado a lo largo del laboratorio, en el marco de las Jornadas Sobre capital y territorio III.

La metodología nos llevará a prestar atención al escenario global, para, a partir de él y desde planteamientos artísticos individuales, analizar el escenario local. Para ello tendremos sesiones de trabajo donde conjuntamente analizaremos y discutiremos textos, noticias, videos, etc… materiales a partir de los cuales poder armar los trabajos. Se prestará especial atención a las pequeñas historias que, como materiales casi marginales, mejor definen hoy lo económico; aquellos que, de forma casi anónima, la gente cuelga en la web. Para ello se realizará un Mapa Cognitivo a partir de videos de la red (5).

También prestaremos especial atención a las palabras, más exactamente a su vaciamiento semántico: democracia, sostenible, gobernanza, ciudadanía, excluídos, resistencia… en fin, aquellas palabras que nada más salir a escena producen chispas.

En la jerga, o en los conceptos si queremos ser más benevolentes con ellos y con nosotros, que utilizamos, aparecen continuamente palabras como universalismo, sentido, procomún, común… Palabras que, se suponen, son las que guían nuestra actividad política y artística, y que, sin embargo, como ocurre con los neoliberales cuando utilizan las palabras: democracia, sostenible, gobernanza… finalmente y a fuerza de usarlas para una cosa (y la contraria) se convierten en significantes que carecen de significado. Es decir, como dice Jean-Luc Nancy “significan e integran tantas cosas que, a nuestro pesar, acaban remitiéndonos a la nada más absoluta”.

¿Es posible salirse de ese juego de vaciamiento semántico?

Isaías Griñolo

12.07.12

NOTAS:

(1) El dinero, fandango cantado por Manuel Jiménez.

(2) BOE núm 233, de 27 de septiembre de 2011:

http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2011-15210

(3) Concepto planteado por Sayak Valencia en el ensayo Capitalismo gore.

(4) Cuarto mundo: referido a la población perteneciente a nuestro primer mundo que, sin embargo, vive en un estado de absoluta precariedad, los expulsados de la sociedad del bienestar que habitan sus márgenes (prólogo de Necropolítica de Achille Mbembe).

(5) http://www.mapize.com/sevilla_videomap/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: