archivo

Archivos Mensuales: agosto 2012

¿quién sabe qué canción estaríamos cantando?

Esos apóstoles de piedra de la Portada de la Asunción llevan más de un siglo viendo las manifestaciones populares sin inmutarse. Son economía en piedra (brutalidad en piedra que diría Alexander Kruge), símbolos perfectos del poder.

Normalmente, las manifestaciones en Sevilla tienen como eje central la Avenida de la Constitución, que es la vía pública más importante del centro histórico de la ciudad. Los nombres anteriores de esta avenida fueron: Cánovas del Castillo (1897-1931), Libertad (1931-1936) y José Antonio Primo de Rivera (1936-1980). Tiene una longitud de 600 m. y aproximadamente en la mitad se encuentra la Portada de la Asunción, que es la situada en el centro de la fachada de la Catedral de Santa María de la Sede de Sevilla. El conjunto escultórico permaneció sin realizarse hasta el siglo XIX, cuando el cardenal Cienfuegos y Jovellanos encargó a Ricardo Bellver (1877 y 1898) las figuras de los apóstoles.

El cardenal Francisco Javier Cienfuegos Jovellanos era sobrino del político Gaspar Melchor de Jovellanos y del arzobispo de Sevilla Alonso Marcos de Llanes Argüelles. En 1819 fue nombrado Obispo de Cádiz; durante su período en esta ciudad se mostró firme partidario del absolutismo, obstruyó en todo momento cualquier intento de reforma liberal y publicó una pastoral en la que atacó duramente el levantamiento de Riego a favor de la constitución de 1812. En 1824 fue nombrado Arzobispo de Sevilla, y en el año 1836, debido a su apoyo al carlismo, fue desterrado a Alicante, donde falleció el 21 de junio de 1847 sin que llegara a reincorporarse a su sede episcopal, a pesar de que se levantó el castigo del destierro en enero de 1844. Sus restos mortales fueron trasladados a Sevilla en 1867, donde se encuentran enterrados en un mausoleo neogótico situado en la Capilla de la Concepción Grande de la Catedral de Sevilla.

Ficha técnica:

Letra: Verso Libre, es un poema de Fernando Lobo
Música: Niño de Elche
Cantado por el Niño de Elche en Voces del Extremo_2012, en la Peña de Cante Jondo de Moguer.
Imágenes y montaje de vídeo: Isaías Griñolo

Las manifestaciones en Sevilla son:
NO A LA REFORMA LABORAL (29.03.2012)
CONTRA LOS RECORTES (19.07.2012)

“seres asociales enfermos de avaricia”

Doctora en Ciencias Económicas y profesora de Política Económica de la Universidad de Barcelona desde 1976 hasta 2008. Ha escrito sobre género, deslocalizaciones industriales, salud pública, inmigración y ciudadanía. En la actualidad es presidenta de la Plataforma Dempeus per la Salut Pública (En pie por la salud pública). De entre sus publicaciones la que ha llegado a más lectores es su aportación al libro colectivo “Reacciona”.

Explica como a su parecer las políticas de centro no son posibles debido a las diferencias antagónicas entre las políticas económicas de la izquierda y la derecha y de como este concepto del centrismo se afianzó a partir de la implantación del neoliberalismo para congregar a más votantes. Advierte de los riesgos derivados de la manipulación del lenguaje con ejemplos como la “soberanía nacional”, el “P.I.B.” o la expresión “salvar el euro”. Habla también del neoliberalismo como un sistema que alimenta el odio entre las personas con el fin de acabar con la solidaridad y critica duramente a los que denomina “seres asociales enfermos de avaricia”.

+info: puntsdevista.wordpress.com

“El mundo en rumbo de colisión”

Manfred Max-Neef, clase magistral: “El mundo en rumbo de colision” Parte 1

El Premio Nobel Alternativo de Economía Manfred Max-Neef, en UNIA el 1 de diciembre de 2009 en Sede La Rábida (Huelva). En su clase magistral indicó que con el dinero que se ha usado para “salvar” a los bancos de la situación financiera actual habría “600 años de un mundo sin hambre”.

‘Sin clases medias no hay lógica urbana’

Algunas de las respuestas que Saskia Sassen dió a Luis Alemany (El Mundo, 12/06/2012)

“El gran poder de la ciudad es que en ella se juntan tantos elementos diversos que ninguno lo domina. Es un sistema abierto y complejo, frente a la corporación global, por ejemplo, que es menos complejo, más cerrado. La ciudad es como un niño respondón que dice no a quienes le quieren mandar”

“Un ejemplo: las empresas globales. Hay 380.000 firmas globales operando enn el mundo. Pero ninguna de ellas deja de tener una ‘persona jurídica nacional’. No hay ninguna empresa que nazca europea, por decirlo así. ¿Cómo cerrar ese agujero? Cada estado lo ha hecho empleando sus instrumentos para generar, dentro de su territorio, espacios desnacionalizados, donde dan garantías y protecciones para las firmas globales”.

¿Y los estados? “Han olvidado por qué existen”, explica Sassen. “El poder ejecutivo ha negociado directamente con la gran economía, el FMI, la OMC, mientras que el legislativo, que es el más democrático de los poderes, ha perdido su intersección con esa gran economía”. ¿Ejemplo? España, junio de 2012.

 

Publicado original en: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/12/cultura/1339487259.html

“En el espacio público ideal el conflicto es continuo”

IRIA CANDELA / El País / 08/09/2007

LOS ESCRITOS de David Harvey han contribuido enormemente al actual debate político sobre las estrategias espaciales de la globalización, así como al conocimiento de la geografía humana. En lengua castellana contamos con la traducción de sus ya clásicos Urbanismo y desigualdad social (Siglo XXI, 1992), La condición de la posmodernidad (Amorrortu, 1998) y Espacios de esperanza (Akal, 2003). Experto analista de la ciudad contemporánea, su labor se ha centrado en investigar la distribución y organización del territorio en las economías capitalistas avanzadas.

Pero en su obra también tiene cabida un pensamiento más especulativo, que busca imaginar y aportar fórmulas alternativas de producción espacial.

Entre El nuevo imperialismo y Espacios del capital (ambos publicados por Akal en 2004 y 2007) también ha aparecido un pequeño libro a dúo con Neil Smith titulado Capital financiero, propiedad inmobiliaria y cultura (Macba/UAB, 2005), que trata el modelo urbano de Barcelona; una ciudad que, según David Harvey, está perdiendo sus señas de identidad mediante un progresivo proceso de “disneyficación”.

Enesta entrevista con el geógrafo marxista David Harvey se abordan temas Sobre la construcción, la vivienda y el espacio público (en España). Harvey fue uno de los participantes más destacados en el pasado Left Forum.

Apesar de su avanzada edad, David Harvey (Kent, 1935) parece estar lejos de jubilarse. De ello dan cuenta no sólo su actual energía y productividad intelectual, sino la apariencia extraordinariamente juvenil que le infieren su melena recogida en coleta y su vestir informal: puede lucir una camiseta de la antiglobalización con la misma naturalidad que cualquier estudiante de su facultad.

Harvey ocupa la cátedra de antropología del College University de Nueva York, tras haber enseñado geografía y urbanismo en Oxford y Baltimore durante más de treinta años. Desde la década de 1970, este veterano geógrafo de reconocido prestigio internacional ha contribuido a renovar la disciplina a través de la óptica del materialismo histórico.

Este verano, sendos congresos organizados por la Universidad Internacional de Andalucía y el Foro Complutense lo han traído, respectivamente, a Sevilla y a Madrid, en donde se realizó esta entrevista.

PREGUNTA. ¿Por qué considera necesario enfatizar la relación actual entre capital y territorio?

RESPUESTA. Porque la producción del espacio es un aspecto central de la economía capitalista. Últimamente he prestado atención al importante papel que el desarrollo urbanístico ha jugado en las dinámicas de acumulación de capital. Ahora mismo hay un auge de la construcción en el mundo. El otro día pasé cerca de Ciudad Real ¡y pude contar hasta ochenta grúas! Lo paradójico de esto es que cuanto más dinero parece invertirse, menos asequible resulta la vivienda.

P. Un fenómeno que usted vincula con la competencia interterritorial.

R. Sí, entre municipios, regiones y Estados. La única manera con la que un lugar puede competir para atraer inversiones consiste en crear un buen clima para los negocios, y a veces, incluso, subvencionarlos. Hace tres semanas uno de los bancos de inversiones más importantes del mundo, Goldman Sachs, obtuvo una subvención de 650 millones de dólares para mantener su sede en Nueva York. La competencia territorial es muy fuerte en el ámbito de los servicios financieros.

P. ¿No existe una contradicción entre, por un lado, la competencia territorial, a través de lo que usted denominó rentas monopolistas, y, por otro, la creciente homogeneización de los paisajes construidos?

R. Desde luego, es una gran tensión, porque en un principio quieres tener una ciudad muy especial que atraiga al capital, pero, al mismo tiempo, cuando éste llega, trae consigo las mismas tiendas que hay en todas partes, así que de pronto la ciudad pierde esa cualidad particular que la hacía única. Yo creo que, desde los Juegos Olímpicos, Barcelona ha perdido todo su carácter.

P. ¿Y qué función asume la cultura en estos procesos?

R. En muchas ciudades tenemos una larga historia cultural que está siendo tratada como mercancía por la industria turística. Y luego está lo que llamamos la “invención de la tradición”, incluso la creación de nuevas “historias”, como alguien que encuentra un objeto histórico perdido y hace de él algo especial, construyendo un mito a partir de la nada. O cuando encargas una arquitectura de firma con la que consigues poner una ciudad en el mapa, como ha ocurrido en Bilbao.

P. ¿Cómo interpreta el actual desarrollo urbano en España?

R. A mí me parece que mucho de lo que está pasando ahora mismo en España tiene que ver con la absorción de excedentes de capital por medio de un desaforado proceso urbanizador y constructivo. Al recorrer la costa se percibe un desarrollo urbanístico excesivo, lo que acaba acarreando todo tipo de problemas ecológicos, así como sociales, políticos y económicos. Creo que el ritmo y la escala de la actual urbanización en España necesita un aparato regulador muy fuerte para intentar convertirlo en algo sensato. Además, muchas de las cosas que se están construyendo en las ciudades me parecen bastante innecesarias, realmente no contribuyen al bienestar de la gente, son meros símbolos. ¿Por qué no gastan el dinero en viviendas decentes para la gente con pocos ingresos? ¿Hacia dónde va todo esto? Es una tragedia que el actual Gobierno no preste atención a lo que realmente debería.

P. Alguien ha vaticinado que el planeta será pronto un gran suburbio en donde las “metropolíticas de la globalización” sucederán a las “geopolíticas de las naciones”. ¿Qué opina usted al respecto?

R. No cabe duda de que hemos presenciado una reterritorialización del poder político. Lo vemos en la formación de la Unión Europea o del NAFTA, en la manera en que se están estableciendo las alianzas, o en que el poder regional se reafirma en lugares como Escocia y Cataluña. Incluso las ciudades regionales están participando en la competencia global. Hay que reconocer que el poder político se está ejerciendo de muchas maneras territoriales diferentes, pero no creo que hayamos desbancado todavía al Estado-nación como una de las entidades primordiales a través de las cuales se organiza y se ejercita ese poder.

P. Aparte de analizar las formas de urbanismo imperantes, a usted le interesa estudiar otros modelos posibles de habitar un lugar. ¿Dónde se pueden localizar esos “espacios de esperanza”?

R. Se están haciendo muchos experimentos ahora mismo, como los asentamientos de población pobre en Asia, el movimiento de campesinos en Brasil o muchas comunidades vecinales que tratan de mejorar las formas de vida en las ciudades con diferentes maneras de hacer las cosas. Hay mucha inventiva y ahí residen para mí los lugares de esperanza. La gente tiene que vivir, y si no pueden vivir en Manhattan o en los barrios ricos de Madrid…

P. Tienen que buscar otro lugar…

R. Efectivamente, tienen que sobrevivir. Pero hay otros espacios de esperanza que considero importantes: creo que hay mucha gente de clase media que se está cansando de vivir en guetos de oro. Vivir en una comunidad cerrada y protegida es muy aburrido. La mezcla de diferentes grupos de inmigrantes, la fusión de estilos musicales, gastronómicos, es lo que hace de la vida urbana algo fantástico. Éste no es el tipo de urbanismo que queremos; queremos algo diferente, que congregue a la gente en lugar de segregarla, que es en realidad lo que ha estado pasando en estos últimos treinta años.

P. Según su idea de ciudad, ¿debe el espacio público promover el consenso o enfatizar el conflicto?

R. Ambos. Una frase brillante de Heráclito sugiere que la armonía más bella nace del enfrentamiento de las diferencias. Creo que una idea de consenso que no contemple la diferencia no tiene sentido. El espacio público ideal es un espacio de conflicto continuo y con continuas maneras de resolverlo, para que éste después se vuelva a reabrir.

“España tendrá que pedir permiso hasta para ir al baño”

Santiago Niño Becerra, Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull de Barcelona en un debate en CNN+ 18-06-2009.

UNA PREGUNTA EN OTRA ENTREVISTA DE 21/07/2012

¿Y se puede llegar a un corralito como apuntan desde algunos frentes internacionales?

Un corralito tal y como se produjo en Argentina es imposible porque en la economía de Argentina había dos monedas, cosa que en España no sucede. Y tampoco corralón, como cuando se produjo la pesificación de todo el sistema. Si lo que decimos es que pueden producirse, durante un periodo de tiempo, limitaciones en el uso, cantidad y forma de los depósitos mientras se hace una transición dentro de este proceso de recapitalización de la banca, entonces yo creo que si es posible.

Ahora bien, siempre y cuando de una forma diáfana se garantice que los depósitos son absolutamente seguros. Lo que ha que evitar a toda costa es que vuelva a producirse lo que ocurrió con Northern Rock en Inglaterra, es decir, colas en las puertas de los bancos.

La entrevista completa en:

http://www.elconfidencial.com/economia/2012/07/21/nino-becerra-espana-tendra-que-pedir-permiso-hasta-para-ir-al-bano-102267/

Mi propósito: contar Marx a los niños

Santiago Alba Rico se licenció en Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid. Comenzó a escribir guiones para «Los electroduendes», dentro del programa La bola de cristal entre 1984 y 1988. Según comenta el propio Santiago en una entrevista entró a trabajar sustituyendo a su madre y convirtió a «Los electroduendes» en una serie de «fábulas de marxismo satírico para niños»:

«Los primeros guiones –al menos los tres primeros meses– los escribieron Lolo Rico y carlo Frabetti. Yo empecé a hacer guiones beneficiado por el nepotismo materno y porque, casualmente, contraje una grave enfermedad que me impedía salir de casa. Carlo y Lolo dejaron los guiones en mis manos y mi contribución es sobre todo la de haber “torcido” el espíritu inicial del programa, que era más infantil y menos político. Lolo y Carlo habrían podido hacer también magníficos guiones “torcidos” (pues tienen un inmenso talento), pero cuando comprobaron que no se me daba mal “torcerlos” pasaron a ocuparse de otros aspectos del programa. Cuando introduje el personaje de Amperio Felón, que era el paradigma del empresario, del explotador, lo que intentaba era contar el Capítulo XXV del primer libro de El capital la acumulación originaria. Ese era mi propósito: contar Marx a los niños.»

Mira que nos lo repitió mil veces de pequeños. Parece que el personaje lo ideó un vidente, porque representó dos décadas atrás la personalidad, los excesos, y la ideología neocón (liberalismo económico y cristofascismo social) que ha terminado arruinando al mundo.

Un ejemplo libegal en Sevilla: